Papá y mamá

  1. Papá y mamá (para adolescentes acompañados de sus padres) 4:35

Descarga:

mp3-icon
MP3 128 Kbps (Calidad Media) – Papá y mamá (245)

MP3 256 Kbps (Calidad Alta) – Papá y mamá (236)

Guión – Papá y mamá (230)

Papá y mamá (para adolescentes acompañados de sus padres)

 

 

 

Explicación:

Hay una frase que dice: “Si no fuera por la adolescencia el ser humano no hubiera desarrollado las inmensas capacidades adaptativos y cognitivas que ahora posee”. Esta difícil edad conlleva una gran responsabilidad además de un sinnúmero de conflictos. Proponemos este radioclip con el objetivo de vislumbrar una desafiante y graciosa realidad, que sin duda no queremos que quede en algo meramente gracioso. Queremos prevenir de las consecuencias de una mala comunicación o la falta de la misma o el uso inadecuado de ella. Queremos hacer hincapié en los adolescentes para que abran sus desbordantes mentes y sepan conducir sus pasos en el mejor de los caminos. 

El 18 % de las adolescentes en Bolivia llegan a estar embarazadas.  El tema de la sexualidad en las escuelas es tocado muy por debajo de lo necesario. La relación de padres e hijos es casi nula y son pocas las familias que tiene como tema, libre de prejuicios, la sexualidad.

 

 

Padre: ¡No! No vas a salir. ¡Te voy a estar esperando!

Madre: ¡No! Lo siento, hijo, pero no vas a ir… ¿Con quién has ido?

Padre: ¿Quiénes son tus amigos?

Madre: No recibas nada de nadie…

Padre: ¿Quién estaba hablando contigo?

Madre: No hables con nadie…

Padre: Ahora me vas a contar todo…

Madre: ¡Ya! Hablemos de sexo. … ¡Oye! ¡No me dejes con la palabra en boca!

Padre: Lo hago porque te quiero…

Madre: ¡No llegues tarde…!

Madre: -Ahora sí me las vas a pagar-. ¡¿A qué hora has llegado a noche?!

Padre: ¡Contestame!

Madre: ¿Por qué me mientes?

Padre: Está bien…, está bien… Hablemos, ¿ya?

Madre: ¿Por qué no quieres decirme nada?

Padre: No tengas miedo.

Madre: No me tengas miedo.

Padre: Dime: ¿qué ha pasado?

Madre: ¡Ah! ¿Qué ha pasado?

Padre: Bueno. Ahora sí. Es hora de hablar de sexo. ¡Oye! ¡A mí no me vas estar cerrando la puerta!

Madre: ¡Soy tu madre!

Padre: A tu edad mi padre me sabía romper si no le hacía caso…

Madre: ¡Hazme caso!

Padre: ¡Soy tu padre!

Madre: No quería gritarte… Lo siento…

Padre: Me vas a decir siempre si alguien te dice algo… extraño.

Madre: Me vas a decir siempre si alguien te toca en algún lugar… extraño.

Padre: ¡¿Cuántas veces tengo que repetírtelo?!

Madre: ¡¿Y por qué no quieres hablar de sexo?!

Padre: ¿No quieres que hablemos de nada?

Madre: ¡Cómo que ya sabes…!

Padre: ¿Qué…? A ver… ¡¿Me puedes repetir eso?!

Madre: ¡Cuidado que me estés viniendo con wawa! ¡Te voy a matar aquí mismo!

Padre: ¿Y se puede saber qué cosa ya sabes?

Madre: No me ocultes nada…

Padre: ¡O me abres o arranco la puerta a patadas!

Madre: Mira, hijo: Cuando yo era niña no sabía cómo hablar de mis partes privadas… De la vagina, del pene, del clítoris…

Padre: Pero, hija: ¿recuerdas que yo también soy tu amigo?

Madre: Pero, hijo, yo también soy tu amiga.

Padre: No quiero que te pase algo malo. Entendeme.

Madre: No quiero que te pase algo malo. Entendeme.

Padre: No quería gritarte…

Madre: Pero debes saber que te quiero…

Padre: Te quiero…

 

Madre: Hijo…

Hijo: ¿Sí?

Madre: ¿Podemos hablar?

 

Padre: Hija…

Hija: ¿Sí?

Padre: ¿Hablemos?

 

Adolescente: Sí. Sé que alguna vez te has preguntado: ¿Por qué no me entienden? En realidad no creo que sea una pregunta fácil de responder. Bueno, a veces ni yo me entiendo. Pero me consta que ellos lo intentan… Sí.

Y es difícil hablar de tantas cosas Pero sobre todo es incómodo hablar del “tema”, ¿verdad? De sexo. -Bueno… De sexualidad, papá-.

A veces, ellos se sienten más incomodos que nosotros. Pero ¿para qué tantas vueltas? Hay que hablar de eso. Y, ¿por qué? Porque en realidad lo necesitamos. Y a la larga puede evitarnos tantos problemas. Porque sólo imagina que tu idea de la sexualidad sea… extraña. Y que un día, como si nada, te encuentres encerrado en un cuarto pequeño, sucio y con una cama a lado. De repente, entre un tipo y gritas, gritas y gritas… Sólo porque tu idea de la sexualidad sea extraña…

Te digo una cosa más: Sería genial que cuando estés solo o sola seas capaz de decir “¡No! ¡Basta! ¡No quiero! ¡Me voy!”. Y vuelvas a casa, antes de que sea demasiado tarde.

 

 

 

Fue una producción de Infante-Promoción Integral de la Mujer y la Infancia con el apoyo de Hivos.

 

 

Escrito porAlejandro Marañón G.

 

Intérpretes:

Madre: Eva Frías A.

Padre: Ever Angulo A.

Adolescente: Melanie Fernández E.

Navideño

[vc_row][vc_column width="1/2"][vc_column_text][soundcloud url="https://api.soundcloud.com/tracks/238616538" params="auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false&visual=true" width="100%" height="400" iframe="true" /] Descarga: MP3...

Navidad Infante

[vc_row][vc_column width="1/1"][vc_column_text] Descarga: MP3 128 Kbps (Calidad Media) - [download...