En la radio II-Buenos días

En la radio II: Buenos días

 

 

Explicación:

Amar la vida, suena tan lindo y parece tan sencillo, más parece que no lo es, pero debería serlo. A veces pienso que nos distraemos con tantas cosas que sólo nos hacen infelices que me pregunto si es cobardía o estupidez lo nuestro, o lo mío. A veces lo que necesitamos es tan simple, y está tan al alcance de nuestras manos que decidimos ignorarlo y preferimos destruir nuestra existencia porque la felicidad parece ser inalcanzable. Y es tan simple, amar la vida, amarla, no agarrarla de los pelos, no funciona, brother, ¡no! Queremos dar un mensaje a los hombre que, en algún momento, han creído que esto fue imposible, pero supieron levantarse, el autor de la presente espera, modestamente, ser uno de ellos, ya sea que esté en camino o a punto de levantarse, de no ser así por lo menos tiene la esperanza de estar en camino. Nuevamente un saludo y un abrazo fraterno a toda la familia latinoamericana, a los amigos y amigas de Europa, and of course we want to send our regards to all the people who listen us in USA, good morning everyone.

 

 

DJ: Buenos días, Cochabamba. Al mejor estilo de Robin Willams en “Good morning, Vietnam” en el 87. Un saludo al genio en el más allá. Tienen que ver la película, chicos; esta buenísima.

Y desde la central INF-FM, esto es ¡La Radio! Mandamos un afectuoso saludo desde Bolivia a todos los amigos radio-escuchas de Ecuador, Argentina, Chile, Perú, Colombia, a los amigos de España, -hombre zaludoz a eza hermoza tierra flamenca-. Decirles también a nuestros amigos en Francia: ¡Vive la France, vive la liberté! Y, claro, también un saludo a los cuatachos de la buena onda mexicana, a todos los mero-mero compadres. And of course we want to send our regards to all the people who listen us in USA. Good morning for everyone.

Mandaremos la traducción en anexos. (Y, por supuesto, queremos enviar nuestros saludos a todas las personas que nos escuchan en EE.UU. Buenos días para todos)

Ahora sí, viejo, bájame la música aquí. Bájame la música. Creo que aquí debemos hacer un alto. Viste, sho. Creo que aquí debemos hacer un alto, chabón, y preguntarnos “¿Qué queremos?, “¡¿qué queremooooos?!” Bueno, por lo menos, yo creo que queremos vivir un poquito mejor y en paz.

El otro día un amigo mío me dijo: “Estoy emputado con mi vida. Mi mujer no me entiende. Mis hijos no me escuchan. Mi trabajo es una mierda. Te juro, me da ganas de matarme” ¡Way! No, pues. Ahí me dejó frío. Lo único que alcancé a decirle fue: Puta, ejtay maj wevon, compadre; deja pesar esa weaaa. Si la vida la vez como la mierda, la vida sólo te darámierda. Y no me mires como si te hubiera diciendo la verdad oculta del siglo. Así no más es, pues, hermano. ¿Por qué mejor en lugar de quejarte agradeces que tienes a alguien a tu lado, que te quiere, a pesar de todo, te quiere? Tienes a la Matildita y al Jonacito. Qué lindo sería que cuando llegues a tu casa te reciban a las carreras; qué lindo sería que te acerques a tu mujer y le des un beso cariñoso, que le cuentes cómo te fue el día de hoy, que le digas que tu jefe es un jodido, que nos exige demasiado, pero nos estamos rompiéndonos en la oficina para que todo salga adelante y que pese a todo amo mi trabajo. Qué lindo.

Y qué lindo sería que también dejes de beber, hermano. Es que le mete como si se estuviera acabando el alcohol en el mundo. Algo no le sale bien y se pega a la botella como calcomanía y métale uno, dos, tres y hasta cuatro días, el desgraciado. Luego llega a su oficina verde. Creo que también debes agradecer que todavía tienes trabajo, mi hermano. Pero es que toma y empieza a hablar en francés. Sí, a ver, poneme musiquita de viernes, hermano. Y dice algo así: “¡Hip! Le voa sacar la mierd..a! ¡Hip! Le voa mostrar quién soy yo, ¡Hip! Le voa, le voa decir que sufro, sufro, sufro y al momento de pagar, le voa pedir a mi compadre que me lo pague”. Le voa, le voa, le voa avisar a tu esposa y a ver qué nos dice. Pero óigame, cumpita, a lo macho, a lo mero macho y a toda madre: Póngase los pantalones, compadre; compadre, compadre, póngase los pantalones; compadre, por favor, póngase; compadre, nos están mirando; por favor, póngase los pantalones. Perdón. Es que a veces se le caen. ¡Póngase los pantalones, compadre! Y a jalarpalante. Usted sabe yo lo quiero mucho, compadrito, y no se me achicopale.

Ya. Pero un cachito, un cachito. A ver, bájame la música, hermano. No vayan a pensar que yo escapo a todo eso y que estoy aquí haciéndome al muy-muy y que tengo las manos limpias. No. Bueno en realidad limpias están ahora…, y con olor a coco. ¡Ay! Es que me encanta. Pero, ahora sí; subime la música, hermano: Debo deciroz en honor a la verdad, miz valientez caballeroz, que he zido derotado en dura batalla y he caído en dezdichaz, maz ez dicha de los caballeroz andantez sufrir dezdichaz, y he zabido levantarme, he zabido levantarme con la ayuda de mi fiel ezcudero zancho, zancho, zancho, zancho! Hombre, creo que ze fue a dormir otra vez el infeliz éste. ¡Joder!. Pero no. Ya. En serio. Y aunque ustedes no lo crean, yo no soy perfecto. No. Pero entiendo algo, -es algo que escuche por ahí y que me pego tan fuerte que me puso los pies en la tierra-, la tristeza es una pérdida de tiempo. Alta traición, la tristeza. Entonces dejémonos de cosas y hagamos de nuestra vida algo mejor. Como mi padre me dijo una vez, tan cariñosamente: “¡Canalla, tienes cabeza, tienes manos, tienes pies, y todavía tienes la vergüenza de seguir durmiendo a las 10 de la mañana, carajo! ¡Vaya a buscar trabajo ahora mismo!”. Óigame ¿cómo es que ante semejante muestra de cariño voy a atreverme a decirle que no? Parce no, pues sí. En fin, mi hermano. Creo que ya no se trata de mandar todo a la reverenda ultra y recontra soberana mierd… No, no. Bueno, no funciona mi cuate. Si tienes alguien a tu lado, es algo maravilloso. Haz de tu vida algo maravilloso. Enamórate de la vida. Eso. Ahí está: El amor. El amor es lo más importante. ¡Oh, mon Dieu! L’amour est si doux, c’est très joli. ¡Allé l’amour! ¡Vive l’amour! (¡Oh, Dios mío! El amor es tan dulce, es muy lindo. ¡Vamos amor! ¡Viva el amor!) Eso sí es francés, y amar la vida, creo que ese es el punto. No agarrarla de los pelos ni a las patadas. Si te has dado cuenta, mi hermano, terminas más jodido que antes. Respetar la vida; no te pelees con ella. Respetarla. La vida es hermosa. Tómale de la mano, no a sopapos, brother, No funciona. No. Tómale de la mano, gentilmente, acércate más a ella y díselo con calma, casi confidencialmente. Beautiful, I have loved every moment you have given me, and I want to spend the rest of my life with you, and nothing more. Mandaremos la traducción en anexos. (Hermosa, he disfrutado cada momento que me has dado, y quiero pasar el resto de mi vida contigo, y nada más.) Y si eso no funciona entonces ninguno de nosotros tiene esperanza. Pero no. Yo creo sí. Sí. Yo creo que sí. Es más: Creo que podemos empezar por ahí.

Bueno. ¡Suficiente! Ya nos extendimos demasiado con el consejo de la semana. Ahora, sí. Subime la música, viejito. Y ya no más empezamos a recibir sus llamadas al 4526614 ó al 4526615 para pedirnos el temita de su preferencia. Mientras tanto te dejamos una canción para que en esta hermosa mañana te vayas pensando en ella, y no dudes en llevarle flores, y si puedes sorprenderla, sorpréndela. Entonces ahí tienes, brother, una flor, un beso. Dile que la amas y ya está, mi hermano, ya está. Saludos a los niños, cumpa, y como ya me puse sensible yo también me voy hacer una llamadita. Mientras tanto los dejamos con Fonseca y “Temando flores”…

 

Fue una producción de Infante-Promoción Integral de la Mujer y la Infancia con el apoyo de Hivos.

 

Escrito e interpretado por Alejandro Marañón G.

La iniciación

[vc_row][vc_column width="1/2"][vc_column_text] [cue id="5515"] Descarga: MP3 128 Kbps (Calidad Media)...

Ser madre

[vc_row][vc_column width="1/2"][vc_column_text] [cue id="5488"] Descarga: MP3 128 Kbps (Calidad Media)...