El programa Atención a la Infancia se desarrolla en Cochabamba-Bolivia y busca contribuir a que niños y niñas recién nacidos hasta los 7 años de edad, en situación de abandono, ejerzan su derecho a vivir en familia y comunidad, contando con un referente familiar, identidad cultural, demostrando seguridad de sí mismos, valorando la familia y desarrollando conductas solidarias para con sus semejantes.

¿Cómo atendemos a los niños y niñas es situación de abandono?

La atención integral a niños y niñas recién nacidos hasta los 7 años en situación de abandono es uno de los propósitos centrales del programa. Trabajamos, de esta manera, a partir del compromiso desinteresado de Familias Sustitutas Transitorias y de Familias Adoptivas.

atencioninfancia

1. Las Familias Sustitutas Transitorias son las familias que acogen en su hogar a estos niños y niñas hasta que la situación legal de éstos se encuentre definida. Los niños y niñas son acogidos en las familias sustitutas entre cuatro a seis meses. Por parte de Infante-Promoción Integral de la Mujer y la Infancia, estas familias reciben apoyo social, terapéutico, espacios de formación y capacitación, etc. Cabe señalar que las Familias Sustitutas Transitorias no reciben un “sueldo” por este apoyo; su compromiso con los niños y niñas es desinteresado y voluntario.

Se considera los siguientes criterios para que una familia sea una Familia Sustituta Transitoria:

  • Voluntad para brindar atención y afecto familiar al niño y/o niña que serán parte de su familia de forma temporal.
  • Compromiso por parte de los miembros de la familia para cumplir con las tareas del hogar, salud y dar la atención necesaria para la recuperación integral del niño y/o niña que acogen temporalmente.
  • No tener hijos o hijas menores de 5 años.
  • Proporcionar al niño y/o niña una vivienda adecuada (dormitorios, sala, comedor, cocina, baño y servicios básicos).
  • Seguridad, estabilidad y afecto en las relaciones de la pareja y familia.
  • Ingresos económicos estables en la familia y cubrir la mayor parte de las necesidades básicas de la familia.
  • Cooperación, respeto, amor, solidaridad, trabajo, unión, como valores humanos y de respeto expresados en la cotidianidad de la familia.
  • Que la mujer o el varón trabajen preferentemente en su hogar, de tal forma que tenga la posibilidad de cubrir el cuidado y atención del niño y/o niña que han acogido.
  • Criterios y conductas positivas de valoración a la infancia.
  • Buenas condiciones de salud física y psicológica en la pareja o persona responsable al cuidado del niño y/o niña.
  • Disponibilidad para el seguimiento permanente, apoyándolas en sus demandas relativas al cuidado integral del niño y/o niña.

¡Si vives en Cochabamba y tienes un corazón más grande que el cielo anímate a ser parte de las Familias Sustitutas Transitorias!

2. Las Familias Adoptivas son aquellas que, luego de concluido el proceso legal de adopción, acogen de manera definitiva a un niño y/o niña en el seno de su hogar.

En el proceso de atención desarrollado por Infante-Promoción Integral de la Mujer y la Infancia, la adopción es una medida que garantiza la protección a niño y/o niña en situación de abandono. El juez o la jueza en materia niñez y adolescencia es la única autoridad que asigna al niño y/o niña a la pareja que corresponde. Como institución, nuestro trabajo se limita a la elaboración de informes que requiera el juzgado de la niñez y la infancia. El proyecto patrocina legalmente adopciones nacionales.

De esta forma, los criterios para el trabajo con las Familias Adoptivas son los siguientes:

  • Parejas o personas solas bolivianos/as y/o extranjeros con una permanencia de dos años de acuerdo a lo dispuesto por el Código Niño Niña Adolescente.
  • Disponibilidad para evaluaciones psicosociales para determinar su idoneidad para la adopción.
  • Disponibilidad para el cumplimiento de los requisitos legales y el procedimiento legal.

Los criterios para el egreso de niños y/o niñas con Familias Adoptivas son:

  • Contar con la situación legal definida del niño y/o niña.
  • Designación de adopción niño y/o niña por orden judicial a una familia.

En un mundo asolado por las injusticias, en el que se les “pasa la factura” a los más débiles, la adopción es una de las muestras más grandes del amor incondicional y desinteresado que las personas podemos mostrar.

¡Adopta a un niño y/o niña, no porque tú lo necesites, sino porque él o ella necesitan de tu infinito amor!

3. El modelo de atención también contempla el trabajo con la Familia de Origen cuando existe la posibilidad de la reintegración del niño y/o niña a su familia. Las acciones de Infante toman en cuenta la dimensión psicológica, legal y social para informar a las instancias competentes (Juzgado, Servicio Departamental de Gestión Social, Defensoría de la Niñez y Adolescencia) que son las que definen la situación del niño y/o niña.

Los criterios para el trabajo con las Familias de Origen son los siguientes:

  • Disponibilidad de la familia de origen para la reintegración del niño y/o niña cuando ello es posible.

Esta obra de amor hacia la niñez es posible gracias al apoyo de Caritas Suiza.