Las peores formas del trabajo infantil II

  1. Las peores formas de trabajo infantil II-Zafra 5:22

Descarga:

mp3-icon
MP3 128 Kbps (Calidad Media) – Las peores formas del trabajo infantil II (262)

MP3 256 Kbps (Calidad Alta) – Las peores formas del trabajo infantil II (236)

Guión – Las peores formas del trabajo infantil II (298)

Las peores formas de trabajo infantil II-Zafra

 

 

Explicación:

El trabajo en la zafra es considerado una de las peores formas de trabajo infantil por los inmensos riesgos que se corre, a saber: La mutilación con machetes y máquinas, enfermar de paludismo y cólera, la exposición a picaduras de insectos, víboras y ratas. Envenenamiento por insecticidas. Estos son lugares muy sucios, donde no existe agua potable, sin mencionar el calor extremo. La mayoría de los niños y niñas están obligados a levantarse de madrugada para preparar el desayuno de los padres; en estos lugares las madrugadas resultan ser extremadamente frías lo que produce en los niños y niñas enfermedades crónicas de resfríos, catarros, gripes. Los centros médicos no están al alcance de las personas, así como las escuelas. En Bolivia, cada año son alrededor de 10 mil niños y niñas que trabajan en la zafra, 7000 en Santa Cruz y 3000 en Tarija, por supuesto debemos mencionar que las enfermedades respiratorias son el pan de cada día. Existen personas mayores así como niños y niñas con principios de asma. 

Dejamos para su lectura las siguientes investigaciones:

http://www.unicef.org/bolivia/bo_resources_canadulce.pdf

http://www.oit.org.pe/WDMS/bib/publ/doctrab/dt_155.pdf

https://www.google.com.bo/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&ved=0CBsQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.santacruz.gob.bo%2Faccion%2Fdescarga.php%3Fnombre%3DAN18082011170657.pdf%26path%3D2&ei=VTlZVNeoMoakNuXwgrgG&usg=AFQjCNEKC0iJT7giaH-ufwE4cBMC-Pt9sg&sig2=V4uZMDnY1yFQN4XvRUr9tA&bvm=bv.78677474,d.eXY&cad=rja

El único objetivo a ser aplicado es la erradicación total de esta forma de trabajo para los niños.  Concluyen y sentencian las investigaciones OIT en una investigación a sobre la zafra en Bolivia y el trabajo infantil y la Unicef en su informe: “Caña dulce, vida amarga” y por supuesto también la nuestra.

La escuela es el mayor refugio que pueden encontrar los niños y niñas zafreros. Las peores formas de trabajo infantil no deben quitarles a los niños la alegría, no deben quitarles la vida. Las atrocidades cometidas contra la niñez en cada uno de estos trabajos son casi indescriptibles. Es así que hacemos denuncia de todo ello, de todo el horror que significa, hacemos denuncia de todo el error humano por permitir esto. 

Las peores formas de trabajo infantil son:

  • Trabajo agrícola en la zafra de caña de azúcar.
  • Zafra de la castaña (recolección o zafra y beneficiado de la castaña).
  • Minería (minero, perforista, lavero, dinamitero).
  • Pesca en ríos y lagos.
  • Peón en labores agrícolas en cultivos extensivos.
  • Cría de ganado extensivo.
  • Trabajador forestal.
  • Ceramistas en general: Ladrilleros.
  • Actividades en locales de expendio de bebidas alcohólicas, lugares de prostitución (limpieza, atención de mesas, etc.)
  • Recolección de basura, plásticos y aluminio.
  • Limpieza de hospitales.
  • Servicios de protección y de seguridad.
  • Trabajo doméstico “cama adentro” (niñera, dama de compañía, mujer o mozo de limpieza).
  • Voceador en transporte público.
  • Peón en labores agrícolas en cultivos extensivos.
  • Cría de ganado extensivo.
  • Trabajador forestal.
  • Vendedor de comercio en horario nocturno.
  • Modelo de modas que implique sobre erotización de la imagen.
  • Trabajadora doméstica del hogar “cama afuera” (niñera, dama de compañía, mujer o mozo de limpieza)
  • Asistente de baños en horario nocturno.
  • Picapedrero artesanal.
  • Operador de equipo de amplificación de sonido.
  • Carpintero y otros oficios con manipulación de maquinarias, herramientas de tipo manual o mecánico y equipos especializados que requieran capacitación y experiencia.
  • Trabajo en la construcción:
  • Albañil.
  • Cuidador de autos en horarios nocturnos.

Según el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, del Estado Plurinacional de Bolivia,   “La Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, entiende por niño a ‘todo ser humano menor de 18 años de edad salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya establecido antes la mayoría de edad’. En tanto que el Código del Niño, Niña Adolescente de Bolivia hace una distinción entre niño y adolescente. Considera como niño a todo ser humano desde su concepción hasta que éste cumpla los 12 años de edad y adolescente desde los 12 hasta los 18 años de edad cumplidos.

En Bolivia se ha determinado como edad mínima permitida para el trabajo los 14 años de edad. Sin embargo, considerando que en el país todavía existen niños trabajando, se suele usar el término “trabajo adolescente” para referirse al que realizan los jóvenes de 14 hasta los 18 años de edad y “trabajo infantil” para designar al que realizan los niños menores de 14 años.

Hacemos un llamado a los padres y a las madres, a las profesoras y profesores. Es necesario que los niños y niñas conozcan de estas actividades, que conozcan sus derechos, es necesario alertar a los niños, es necesario protegerlos. Es de suprema importancia visibilizar la violencia, es necesario abordar el tema: Que los niños vuelvan a clases, que no dejen la escuela.  La educación es lo más importante, y no sólo para ellos, de ahora en adelante, y ya desde hace mucho tiempo, educar es educarse. 

 

 

Narrador: Las plantaciones de caña de azúcar son bosquecillos plagados de ratas, de víboras y de insectos. Son laberintos de tallos que miden hasta 5 metros de altura. Ya estamos llegando. Fíjense: Ahora mismo están en la época de la zafra; ya se está quemando y desyerbando para la cosecha. ¡Oh! y el humo aquí también es insoportable. Son lugares muy cálidos: Uno transpira todo el día y, peor aún, no existen baños ni agua potable. Niñas y niños, nuevamente, deben tener mucho cuidado. Profesora, hemos llegado.

Profesora: Muchas gracias. ¡Qué calor! Bueno…, empecemos a preguntar. ¡Señor! ¡Señor!

Cañero: ¿Quién? ¿Yo?

Profesora: Sí, por favor. Me permite unas palabras.

Cañero: Pero por supuesto, cariño. Dígame usted.

Profesora: Buenos días. ¿Queríamos saber si aquí en la zafra hay niños trabajando?

Cañero: ¡Ah! ¡Eso! A ver… ¿cómo le digo? Los niños aquí trabajan…pa’ que le voy a mentir  trabajan, oiga, pero es como si no trabajaran.

Profesora: ¿Y cómo es eso?

Cañero: Si, pues, las mujeres y los niños nos ayudan no más. A ellos no se les paga nada.

Profesora: No le puedo creer.

Cañero: Créalo, pues, querida. Créalo. Aquí el que recibe la plata es el varón, no más.

Profesora: ¿Y cuánto le pagan a usted?

Cañero: Una miseria, pues, mamita. Se nos cancela 30 pesos al día. Y mire: ¿ve ese camionsote grande de allá? Sólo cuando está rebalsando de cañas recién nos llega el pan a la boca, como se dice.

Profesora: ¿Y los niños también tiene que llenar ese camión?

Cañero: Pero claro, mi amor. Sin ellos no nos alcanza hacer nada. Aquí nuestros hijos desyerban, recogen, amontonan y cargan igual que todos.

Profesora: ¡Óigame, señor! Eso es muy peligroso para los niños. ¿Cómo pueden permitirlo eso? Son sus hijos.

Cañero: No. No. Óigame usted, mi corazón, y no me levante la voz, ¿no? Aquí por lo menos estamos en familia, mi reina. Y no me ande diciendo nada que a ustedes. los kollas, debería darles vergüenza hablar de eso. Ustedes a sus hijas las llevan a trabajar de sirvientas ¿quién sabe a dónde? ¿No es cierto? Todo el mundo sabe eso. Las abandonan a su suerte. Ése sí es un trabajo peligro. Cuántas niña golpeadas, cuantas niñas violadas…

Profesora: ¡Ah! ¿Y aquí no sucede eso?

Cañero: Óigame, hija, a mí no me venga a decir nada. Yo me ocupo de mi familia y listo.

Profesora: He imagino que tampoco van a la escuela.

Cañero: ¿Escuela? Jajajaj. Pero, cariño, no me haga reír, que tengo diarrea.

Profesora: Por favor, señor, controle sus palabras.

Cañero: ¡Aquí no hay escuela, mujer! Bueno de haber, ¡hay! Pero adónde quedará la escuelita ésa… Aquí estamos en el monte. Ustedes son los que tiene más problemas y en sus propias casas, Mejor me voy, y voz, señorita, ándate por la sombra que no se te queme el regalito.

Profesora: Ya se fue, amigo narrador. ¿Es verdad lo que dijo ese señor?

Narrador: Estimada profesora, me temo que sí. En los departamentos de La Paz y Cochabamba existe una gran cantidad de niñas trabajando de esta forma, a estas niñas se las conoce como trabajadoras del hogar. Y prepárense niñas y niños, vamos a conocer esta realidad. ¡Vámonos!

Voz: Uno de los países de América Latina con mayor producción de caña de azúcar es Brasil, después están Colombia y Argentina. Bolivia es uno de los países con menor producción, pese a ello existen más de 10 mil niños y niñas trabajando y recolectando hasta una tonelada de caña de azúcar al día.

Los riesgos a los que están expuestos los niños y niñas que trabajan en la zafra son de enfermar de paludismo por las constantes picaduras de víboras e insectos, enfermar de cólera, ya que las viviendas son lugares sucios que no cuentan con agua potable, envenenamiento por la respiración de insecticidas, enfermar de asma por la constante exposición al humo de los chaqueos y sufrir cortaduras y mutilación por la manipulación de machetes y maquinas cortadoras.

Los centros médicos no se encuentran al alcance de los pobladores. La posibilidad de ingresar a la escuela es casi ninguna.

Éste es un ambiente dominado netamente por hombres, donde el abuso, la violencia y la marginación hacia la mujer y a las niñas son algo naturalizado.

Por esta y por otras razones la zafra está dentro de las peores formas de trabajo infantil, donde la explotación a niños y niñas se encuentra a la vista de todos y todas, pero aún escapa a las sanciones de la ley.

 

 

Fue una producción de Infante-Promoción Integral de la Mujer y la Infancia con el apoyo de Terre des Hommes Holanda

 

Escrito por Alejandro Marañón G.

Intérpretes:

Profesora: Valeria Urquieta Q.

Narrador: Alejandro Marañón G.

Cañero: Karito Tereban

Voz: Daniela A. Elías

Las peores formas del trabajo infantil IV

[vc_row][vc_column width="1/2"][vc_column_text] [cue id="6078"] Descarga: MP3 128 Kbps (Calidad Media)...

Las peores formas del trabajo infantil III

[vc_row][vc_column width="1/2"][vc_column_text] [cue id="6084"] Descarga: MP3 128 Kbps (Calidad Media)...