Un buen padre IV

  1. Un buen padre IV 3:19

Descarga:

mp3-icon
MP3 128 Kbps (Calidad Media) – Un buen padre IV (161)

MP3 256 Kbps (Calidad Alta) – Un buen padre IV (158)

Guión – Un buen padre IV (154)

 

Un buen padre IV

 

Explicación:

Tal vez podríamos desistir en este momento. ¿Por qué no hacerlo, si ya sé que todo está en mí? Entonces ¿por qué seguir? ¿Seguir por seguir? ¿O es que acaso hay algo tan perdido en mí que necesito recuperarlo? Digamos que sí, no le neguemos un soplo a la vida. Armando Tejada Gómez decía: “Es honra de los hombre proteger lo que crece”. Eso quiere decir ¿vivir, amar y vivir en busca de la vida que busca la vida misma en medio de la vida? No le neguemos un soplo a la vida. Una voz popular decía “Yo no canto por cantor, sino que vivo por hombre” (F. Cabral).  Entonces, ante el abismo, seguir y creer.  ¿Qué hay más allá? Todavía no lo sabemos.  Pero una sola cosa podría moverlo todo.

 

 

Hombre: ¡Hola! ¡Hola! ¿Dónde estás? Por Dios, esto es ridículo. Ni si quiera sé a quién estoy buscando. ¡Hola! No te vayas. Hablemos. ¡Oh, no! ¿Qué he hecho? Sólo quería… Lo siento… ¿Estás ahí?

Nada. Se fue. Ojala que no le pase nada malo. ¡¿Qué estoy diciendo?! Era sólo una voz en tu cabeza. Nada más.  Pero ¿cómo es posible que algo así suceda? No lo sé, pero sucedió. Ya está… Tranquilo sólo fue una voz en tu cabeza. Ya está. Ya se fue. Bueno, en realidad, la dejé ir.  Ya me imagino lo que me diría mi esposa.

Esposa imaginaria: Era lo último que te faltaba. Extraviar a nuestra futura hija o hijo imaginario.

Hombre: Pero, mi amor, es que también viene así de la nada y me dice: “Vas a ser padre y yo voy a llegar y tú vas a estar chau y muajajaja”…

Esposa imaginaria: ¿Cuál “estás chau”? No te dijo eso.

Hombre: Bueno, no; pero es que… ¡Pucha! Era que la escuches. Se me pusieron los pelos de punta.

Esposa imaginaria: No lo dudo, pero ¿no pudiste pensar un poco? O mejor dicho, ¿no pudiste dejar de pensar un poco en ti y tratarla o tratarlo mejor? ¿¡Mmm!? ¿No te da vergüenza?

Hombre: Sí, me da, pero… ya, ¿vayamos a pelear por eso?

Esposa imaginaria: ¿Y te parece poco? ¿Además, quién está peleando?

Hombre: Tú me estás buscando pelea.

Esposa imaginaria: ¿Qué? Creo que no te has dado cuenta de lo que está pasando. Encima de que te comportas como un desubicado emocional, ¿además se te ocurre imaginarme a mí buscándote pelea? ¿Quién está buscando pelea aquí: tú o yo, que en realidad soy tú nomás que me estás imaginando enojada y buscándote pelea?

Hombre: No. Ya. Sí, está bien, pero…

Esposa imaginaria: Pero nada, ahora no sé qué harás pero me buscas a ese niño o niña y la tratas como se debe.

Hombre: Ya, pero, es que, no sé ni a dónde se ha ido.

Esposa imaginaria: Entonces peor para ti. Empieza a buscarlo o a buscarla o ni se te ocurra volver a dirigirme la palabra mentalmente, ¿está claro?

Hombre: Sí, mi amor.

Esposa imaginaria: Ahora deja de imaginarme.

Hombre: Bueno, nunca me he sentido más, -no sé cómo-, y ahora se supone que tengo que buscar a alguien que, todavía, ni siquiera existe.

Voz: Continuará.

 

 

 

 

Fue una producción de Infante-Promoción Integral de la Mujer y la Infancia, con el apoyo de Conexión Fondo de Emancipación.

 

Escrito por Alejandro Marañón G.

 

Intérpretes:

Hombre: Alejandro Marañón G.

Esposa imaginaria: Claudia E. Hurtado

Voz: Valeria Urquieta Q.

La iniciación

[vc_row][vc_column width="1/2"][vc_column_text] [cue id="5515"] Descarga: MP3 128 Kbps (Calidad Media)...

Ser madre

[vc_row][vc_column width="1/2"][vc_column_text] [cue id="5488"] Descarga: MP3 128 Kbps (Calidad Media)...